¿Pueden encajar MEDIACIÓN y Policía?
Vota este artículo!

La Mediación se va convirtiendo con el paso del tiempo en una herramienta muy importante para el trabajo de la Policía de nuestro país, aumentando cada año el número de profesionales que incorporan a su trabajo y a su forma de actuar este tipo habilidades mediadoras.

 

Con esta vía de resolución de controversias utilizada en la estructura de la Policía, se logra enriquecer en gran medida la función de estos profesionales, al contar con un mayor repertorio de habilidades sociales que resultan esenciales para poder relacionarse correctamente con los ciudadanos.

 

Sin embargo, nos puede dar la impresión de que la Mediación y la seguridad no tienen mucho que ver, incluso podemos opinar que son dos campos y actividades totalmente enfrentadas, ya que la tarea policial, generalmente, es represiva y sancionadora una vez se ha producido el conflicto..

medi pocli

 

Este tipo de acciones exclusivamente reactivas forman parte de los modelos ya arcaicos de seguridad, enfocados en soluciones parciales y a corto plazo, conocidas como apagafuegos, pero muchos de los conflictos que tienen que atender los policías en la actualidad, no se pueden encuadrar en delitos como tal y cantidad de ellos, aunque puedan solucionarse de forma temporal, quedan latentes en el entorno, con un alto riesgo de que vuelvan a reproducirse, produciendo un eterno ciclo de ida y vuelta.

 

Por esta razón, una de las funciones clave de la Policía en los últimos tiempos se ha centrado en aumentar y extender una actitud preventiva centrada en intervenir en conductas que, de perseguir, podrían derivar en ilícitos y en auténticos inconvenientes para la seguridad.

 

La falta de comunicación o el exceso de ésta, en muchas ocasiones, provocan el nacimiento de problemas, ya que las personas por sí mismas se bloquean y no logran encontrar la forma de solucionarlos, necesitando para ello a una tercera persona que les ofrezca la ayuda necesaria.

 

Si esta tercera parte resulta ser la Policía, una de las Instituciones de mayor referencia para la población, podrá ser una excelente forma de contribuir a la gestión adecuada de los conflictos y a la cooperación de todos los ciudadanos para lograr una convivencia adecuada.

 

Urge una innovación en los modelos de intervención, que logre adaptarse a las circunstancias de la sociedad actual, donde se apliquen métodos alternativos de gestión de conflictos que incidan en la interacción dinámica entre los ciudadanos, las partes en conflicto y también los cuerpos de seguridad.

 

Debido a los constantes cambios a los que nuestra sociedad se ve sometida, se crea la convicción de que la Mediación y la seguridad tienen que ir de la mano si se intentar ofrecer a la población un servicio público eficiente y de calidad, ya que la Mediación se fundamenta en pilares como la cooperación a la hora de resolver los conflictos y en el diálogo.med policia

 

La actividad policial es un campo donde la Mediación tiene un encaje excelente, resultando muy beneficioso aplicar técnicas y este tipo de técnicas, e incluso el propio proceso, tratando de buscar un modelo propio que pueda adaptarse a las características y especificidades de la función policial.

 

Ésta es una de las profesiones que mayor contacto y relación tienen con los conflictos, ya que conviven día a día con los resultados de esos conflictos y observan la repercusión de los mismos sobre la ciudadanía y sobre la Comunidad en general.

 

El objetivo primordial de la Mediación policial se centra en ayudar a las personas a resolver de la mejor manera posible y más rápida las situaciones de conflicto que pueden surgir de la convivencia diaria y evitar que estas situaciones de conflicto acaben en interminables y penosos procesos penales o de cualquier tipo con las consecuencias que acarrean estos procesos.

 

Con un programa apropiado y eficiente de Mediación Policial, se puede contribuir a que la ciudadanía se sienta más segura, ofreciendo la oportunidad de contar con la Policía para resolver sus conflictos, una función que establece el art. 53 de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la de intervenir en conflictos privados, que resulta esencial para el mantenimiento del orden público.

 

Para que la figura del mediador policial se vaya asentando, es necesario tiempo y espacio, ya que implica la existencia en los cuerpos de Policía de profesionales formados y comprometidos, además de tiempo para dedicarle a cada controversia y un espacio físico adecuado donde poder hablar aislado del resto de dependencias policiales.

 

Sin estas condiciones, no es aconsejable formalizar un proyecto de Mediación Policial, puesto que se trata de implicar a una unidad específica que se esfuerce para la prevención de los conflictos sociales y vele por la seguridad ciudadana mediante la gestión positiva del conflicto, la convivencia y la promoción del civismo.

 

med polici

Algunos de los conflictos donde se pueden tener resultados satisfactorios utilizando las habilidades y técnicas de Mediación serían algunos temas como;

  • Conflictos comunitarios, entre vecinos, comunidades, en la vía pública, etc.
  • Conflictos entre grupos de jóvenes
  • Conflictos escolares
  • Conflictos familiares, entre padres-hijos, conflictos generacionales…

 

Pero con la Mediación policial se pueden resolver infinidad de conflictos que pueden parecer de poca importancia para la dimensión de la ciudad, pero muy grandes para quien los sufre, y que de no atenderse de forma ágil y directa, pueden convertirse en auténticos conflictos.

 

En nuestro país ya contamos con varias experiencias de modelos de Mediación policial, en algunas localidades como Madrid, Reus, Valencia y Vila-Real, unos modelos que han tenido una gran acogida y que han logrado expandirse a otras ciudades de nuestro país, incluso fuera de nuestras fronteras, mostrando el gran potencial que puede tener la Mediación en este campo y del prometedor futuro que le espera.

 

Se pretende inculcar la cultura de la Mediación, mediante la responsabilidad de todos los ciudadanos, el respeto por la diferencia y la gestión del conflicto como algo positivo, que puede llevarnos a trabajar los problemas de convivencia, mejorando las relaciones sociales y a prevenir la violencia.

 

m poli

 

Pero para que vaya calando esta serie de programas, la formación en Mediación y la calidad en su aplicación resultan esenciales en el éxito, para que los cuerpos de seguridad logren adaptarse a los nuevos retos y cambios que surgen en la sociedad y dispongan de las herramientas necesarias para gestionarlos, redundando en una mejora en la eficiencia y, por lo tanto, en la mejora del servicio hacia la población.

 

El uso de la fuerza, afortunadamente ya está anticuado, y hoy en día la única fuerza que se encumbra por encima de las demás y perdura en el tiempo es la de los razonamientos, por esto, nos encontramos en un tiempo en el que resulta clave negociar, conciliar, mediar y, sobre todo, comunicarnos y cooperar hasta encontrar soluciones pactadas.

 

Veremos más adelante si la Mediación, logra con el tiempo hacerse un hueco en las estructuras de los Cuerpos de Policía y puede desarrollar todo el potencial que tiene como herramienta alternativa de resolución de conflictos, llegando a ser un servicio significativo para la Policía y para la población en su conjunto.

 

 

Marco Antonio Manzano Palomero

Abogado Pro-Acuerdo y mediador,  experto en A.D.R

Salamanca 2016

 

Bibliografía

Documento JORNADAS POLICIA LOCAL VILA-REAL Jefatura.

LA MEDIACIÓN: UNA HERRAMIENTA PARA LA SEGURIDAD. Elena Cobler Martínez

Mediación policial, otra gran desconocida, JULIO 2015  RICARDO DE SOSA

[ratings]

Anímate y deja un comentario. Participa con nosotros!