LA MEDIACIÓN FAMILIAR Y SU AVANCE FULGURANTE
Vota este artículo!

La mediación ha entrado con una fuerza enorme en nuestra cultura y cada vez son más las personas que han escuchado hablar de la mediación y  sus ventajas.

 

Si pensamos en mediación, lo primero que se nos viene a la cabeza es asociarlo al ámbito familiar, indudablemente, uno de los campos donde más desarrollo ha tenido en España y que se ha ido forjando desde hace varias décadas, donde auténticos pioneros ejercían ya como mediadores familiares y se configuraban los primeros servicios de mediación familiar, como el de la ciudad de Donosti en el año 1988.

 

A partir del año 2000, empezaron a crearse en varias Comunidades Autónomas leyes específicas sobre la mediación familiar y su desarrollo, donde cabe destacar la Ley Catalana, una de las más completas y donde mayor impacto ha producido la mediación en todo el territorio español.

 

Con la entrada en vigor de la Ley de mediación 5/2012, este proceso va a recibir un gran impulso y poco a poco consigue erigirse como una vía factible para solucionar los conflictos, que va calando en la sociedad con el tiempo y con el empeño de muchos ciudadanos que consideran que los medios alternativos de resolución de conflictos y en particular, la mediación, pueden lograr un avance general de la sociedad si las personas contaran con la información suficiente y se fuera cambiando la mentalidad tan extendida en España, de pensar automáticamente en acudir a los Juzgados cuando me enfrento a un problema.

 

MEd familiar 1En el campo de la mediación familiar se puede apreciar como existen registros específicos de mediadores especializados en el ámbito de los conflictos familiares, por ejemplo en la Junta de Castilla y León, donde el perfil del mediador profesional requiere unos conocimientos jurídicos y especialmente, unos conocimientos psicológicos, que toman una especial relevancia, ya que en los asuntos familiares que llegan a mediación, se atienden asuntos especialmente  delicados y que traen una gran carga emocional debido a conflictos que se han originado en algunos casos mucho tiempo atrás y, donde se ha producido lo que conocemos como escalada del conflicto.

 

¿Qué problemas podemos derivar a mediación familiar? Este proceso puede obtener grandes resultados en asuntos relacionados con:

      • Procedimientos de nulidad matrimonial, separación y divorcio
      • Asuntos relativos al derecho de alimentos y el cuidado de personas en situación de dependencia
      • Ejercicio de la patria potestad, tutela o curatela
      • Conflictos derivados del régimen de visitas y comunicación de los nietos y nietas con sus abuelos
      • Disputas surgidas entre la familia adoptante, el hijo o hija adoptado y la familia biológica en la búsqueda de orígenes de la persona adoptada
      • Los conflictos que puedan surgir entre la familia acogedora, la persona acogida y la familia biológica
      • O también en disoluciones de parejas de hecho.

 

via GIPHY

 

Situaciones donde están en juego intereses esenciales y se le encomienda una labor al mediador que debe gestionar con gran empaque y suficiencia.

 

El mediador será el encargado de crear un marco que pueda facilitar la comunicación entre las partes y transforme el conflicto gestionando las emociones y encauzando las intervenciones de las partes para que puedan ver factible puntos de acuerdo que sean el inicio de una posible solución a los conflictos planteados inicialmente.

 

med familiar 4)

 

Con la mediación familiar se facilita el establecimiento de una nueva relación entre las partes en la disputa, aumentará el respeto y la confianza y corregirá percepciones e informaciones erróneas que se puedan tener respecto al conflicto, sentándose a dialogar de una forma cordial y con buena predisposición.

 

Una gran figura de la mediación a nivel internacional como Joseph P. Folger, compartía hace unos días en una conferencia en el colegio de abogados de Madrid, que la mediación tiene cabida en todos los campos de la vida, sólo hace falta que la gente vaya adquiriendo esa mentalidad de sí se puede, de no enfrentarse y afrontar los problemas con diálogo, no obviando la capacidad propia de las personas para resolver sus propios conflictos y dejar la solución del conflicto a la decisión de un tercero, que en gran parte de las ocasiones no satisface por completo a las partes, y que se ve agravada por los grandes costes económicos, el tiempo que ha llevado y los costes emocionales que derivan de enfrentarte a la otra parte.

 

Con la mediación, la posible solución del conflicto siempre se va a fundamentar en la cooperación y en el diálogo de las partes, salvaguardando y mejorando la relación existente para que puedan dar por finalizado el conflicto con agilidad, encontrando una vía satisfactoria y puedan prevenir futuras disputas, haciéndoles ver que ellos mismos pueden resolver los problemas que se le presentan día a día y, por ello la mediación y la auto-gestión de los conflictos en el ámbito familiar pueden ser herramientas esenciales en nuestra vida cotidiana.

 

Marco A. Manzano Palomero

Abogado Mediador – Experto en A.D.R

Marcomediación.es

 

[ratings]

 

 

Bibliografía:

El auge de la medicación. Perspectivas actuales y futuras SITUACIÓN ACTUAL DE LA MEDIACIÓN FAMILIAR EN ESPAÑA Dr. Aleix Ripol-Millet. Psicólogo y mediador familiar.

1 Comentarios

Anímate y deja un comentario. Participa con nosotros!